top of page

¿Quién supervisa los riesgos del área de Riesgos?

Proteger el capital siempre ha sido el objetivo principal de las áreas de control y en el contexto actual la calidad de su desempeño cobra mayor relevancia.


Sabemos que con la pandemia el escenario económico y las necesidades del mercado han sufrido ajustes, obligando a un cambio en las estrategias de captación y colocación, tareas en las que el expertise de las áreas de Administración Integral de Riesgos debe generar valor con modelos robustos y eficientes, así como una gestión activa de los riesgos que va más allá de un simple cumplimiento normativo.


Suena muy bien pero, ¿Quién valida el desempeño del área de Riesgos?


Fieles a la esencia de una efectiva gestión de riesgos, la supervisión por parte de las áreas de Auditoría es clave, los reguladores lo saben y es por ello que han incluido en la normativa aplicable a entidades financieras tareas de Evaluación de cumplimiento, Validación de Modelos y Opinión de la calidad de la gestión de las áreas de Riesgos.


Esta labor demanda un grado de especialización por parte del Auditor responsable de evaluar su gestión y cumplimiento, de lo contrario, se convertirá en un checklist de reportería que pasará por alto elementos clave que pueden derivar en posibles sanciones o multas con el regulador, peor aún, en la continuidad de fallos significativos de validación de data y modelos que resulten en la entrega de información errónea para la toma de decisiones por la Alta Dirección.


Llevar a cabo un buen ejercicio de Auditoría se extiende al punto de brindar observaciones (si es que aplica) y recomendaciones bien fundamentadas al área de Riesgos que sirvan como puntos de mejora y fortalecimiento de sus funciones.


No es momento de Egos


En ocasiones, la tarea de supervisión se ve entorpecida por los “egos profesionales”, en los que el Administrador de Riesgos se muestra reacio a brindar la información solicitada en la creencia de que su trabajo será juzgado, peor aún, puede caer en el error de querer demostrar su nivel de experiencia y conocimientos con el auditor externo, llevando el ejercicio de auditoría a un concurso o demostración de poder.


La realidad es que las Auditorías a las áreas de Riesgos brindan grandes beneficios, no solamente por cumplir con un requerimiento del regulador, sino porque obligan al fortalecimiento del blindaje al capital, creando sinergia entre las áreas de control generando un círculo virtuoso que permea a toda la organización de manera natural, dando certeza de que la gestión de los riesgos es realmente eficiente y activa.


44 visualizaciones

Comments


bottom of page